Raging Heroes

Blog Bandua Wargames

News

letter

Reduced price! VERA KRABBENHÖFT, BATTLE STANDARD View larger

VERA KRABBENHÖFT, BATTLE STANDARD

VERA

New product

Vera Krabbenhöft, Estandarte de Batalla + 2 opciones de cabeza + 1 peana redonda de 25 mm.

More details

This product is no longer in stock

By buying this product you can collect up to 1 loyalty point. Your cart will total 1 loyalty point that can be converted into a voucher of 0,20 €.


11,21 € tax incl.

-25%

14,95 € tax incl.

More info

Durante todo su largo deambular por el espacio, las gentes del Iron Empire fueron expuestas a tantísima radiación que la mayoría que no falleció a causa de ella, se torno estéril. Gracias a hallazgos necrománticos en su nuevo mundo reconstruyeron una nueva sociedad. Pero el asunto demográfico se convirtió en un problema. Los raros individuos capaces de concebir ascendieron rápidamente en la escala social y la mismísima Emperatriz lanzo un programa centrado en localizar a todos los ciudadanos fértiles y asegurar que procrearan juntos con la esperanza de crear un nuevo banco genético fértil. Generalmente, los niños concebidos de esta manera eran retirados de sus familias para ser criados en instalaciones del palacio imperial para facilitar la selección genética. Este programa fue mayoritariamente un fracaso, ya que la mayoría de los seleccionados se convertían en estériles y los científicos imperiales no podían identificar el patrón genético que causaba esta esterilidad. Aún así, el Imperio regularmente prosigue separando infantes de sus familias, puesto que cree que estos pueden tener la cura a esta maldición. Cuando Vera Krabbenhöft ingresó en el ejército, ella sabía que era una de las pocas mujeres fértiles del planeta. Sabiendo que ella o sus descendientes serian llevados a los laboratorios secretos del imperio, eligió pasar como una desfigurada no-muerta. En efecto, una de las razones por la cual la mayoría de los ciudadanos del Iron Empire utiliza siempre mascaras respiratorias, visores o casco completo es una forma de respeto y cortesía entre los vivos y los no-muertos, ya que los últimos carecen de respiración y posen una mirada vacía. Ya que ella nunca remueve su casco y aparenta que su rostro está demasiado desfigurado para ser visto, recibió el sobrenombre de Krabbenhöft, que significa 'Cabeza de Cangrejo'. Pero, ocasionalmente el destino tiene un sentido del humor retorcido. Aún deseando mantenerse anónima y oculta, una extraña serie de coincidencias la llevaron al puesto de Portaestandarte del Ejercito, un punto crucial en el campo de batalla sobre el cual recaen todas las miradas

Customers who bought this product also bought: